Biografía

De origen y carácter navarro, mi vida ha estado marcada por la itinerancia: de Pamplona a Santander, de Oviedo a Valladolid, de Salamanca a Roma. Finalmente, me he establecido en Madrid, que ha resultado ser la tierra prometida tan ansiada por mí…

Pero si por algo quiero definirme, es por mi condición de creyente, sincera y convencida. Mi gran pasión y el centro de mi vida ha sido la fe. La experiencia profunda, personal y misteriosa de un Dios Resucitado, vivo, cercano, lleno de ternura y presente en nuestra historia, ha condicionado cada etapa de mi vida. La búsqueda de un mayor compromiso con el Señor ha sido y es lo más importante. Todo lo demás, es secundario. Haciéndome sentir profundamente amada, Él me ha enseñado el verdadero amor. Cauce y expresión de mi oración son las canciones que compongo y que me han ayudado en muchos momentos a entrar en comunión con Él y con los demás.

Vivo mi compromiso en la Iglesia desde las limitaciones y oportunidades que tengo: compartiendo la fe a través de conciertos-oración, charlas y artículos; ejerciendo mi profesión de comunicadora con artículos, reseñas, cursos y talleres; participando en la eucaristía dominical con la comunidad cristiana del colegio nuestra señora del Recuerdo; llevando, junto con otras parejas, los encuentros de preparación al matrimonio de mi parroquia Padre nuestro…

MÚSICA

La música ha estado presente siempre en mi casa. Mi madre inundaba las horas de ocio, los viajes, el tiempo libre con canciones que nos contagiaban esperanza y optimismo. Mi padre, músico y compositor, nos ha recordado siempre con su trabajo, que la música tiene un importante factor “fatigoso”, pero que no por ello deja de ser sublime. Ambos despertaron en mí y en mis tres hermanos, la fascinación por la música y sus infinitas capacidades comunicativas. Hicieron de nuestra familia un lugar lleno de alegría donde aprender a escuchar con el corazón. También ahora, en el hogar del que formo parte como madre de familia, la música es un elemento maravilloso de convivencia y de unión.

Empecé a componer mis primeras canciones a los 11 o 12 años, en el colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón, a las que estoy muy vinculada desde siempre y para siempre, tanto por tener grandes amigas, como compartir su espiritualidad y colaborar con su fundación: Proacis. Poco a poco la guitarra se fue haciendo compañera de camino y confidente en mis distintas etapas de crecimiento. Con ella también aprendí a rezar y a desentrañar el Evangelio. Me ha ayudado mucho a hablar con Jesús, a expresar mis sentimientos y a comprender y hacer propios los suyos. Poco a poco y con cierta timidez, empecé a compartir las canciones que nacían en el silencio y la intimidad, comprobando con sorpresa y agradecimiento, que encontraban una buena acogida en los demás. Así, con los años, me he ido haciendo con un amplio repertorio de música cristiana.

Desde hace unos años, he tenido la oportunidad de comenzar, en cuanto a la música se refiere,  una etapa marcada por el salto al ámbito profesional. Del año 2003 al 2011 trabajé como productora musical en la Editorial San Pablo, coordinando más de 200 discos y entrando en contacto con autores, grupos, arreglistas, técnicos y estudios españoles y extranjeros, así como poniendo en marcha el Portal de Música Cristiana. Desde el año 2007 hasta el 2012 fui responsable de la crítica musical del semanario de información religiosa Vida Nueva. También en este periodo han visto la luz mis tres discos: Amarás (2006), Deseos (2010) y Teresa, alma de fuego (2015).

PASTORAL

Desde joven también sentí el atractivo por acompañar a otros en el crecimiento de la fe y de hacerlo en contexto educativo (parroquia y/o colegio). Es una de las llamadas más importantes que forman parte de mi personalidad: el deseo de acompañar a niños y jóvenes – y adultos – en el camino (a veces tortuoso pero apasionante) de hacerse personas y de madurar a todos los niveles, especialmente en el camino de la fe. Para facilitar esta labor, mi primera opción formativa fue Magisterio, con la especialización de inglés. He trabajado en varios colegios y en distintas etapas de primaria y secundaria. Pero también he trabajado muy de cerca en la parroquia que me ha “tocado”, así como en actividades pastorales de muy distinta índole: pascuas, campamentos, cursos de formación a monitores, catequesis, grupos de fe, acompañamiento vocacional, etc.

Actualmente formo parte de la comunidad educativa del colegio Nuestra Señora del Recuerdo de Madrid, cuya titularidad pertenece a la Compañía de Jesús, a la que me unen profundos lazos de espiritualidad y amistad.

COMUNICACIÓN

Hace unos años tuve la oportunidad de estudiar y especializarme en el campo de la comunicación social estudiando en la Facultad de Ciencias de la Comunicación que los salesianos tienen en Roma, algo que me abrió las puertas a otra dimensión humana fascinante. Esta licenciatura me ha permitido desarrollar otra faceta de mi vida que se complementa perfectamente con la música, la educación y la fe capacitándome para conocer mejor, sacar el máximo partido y profundizar en este mundo globalizado y mediático en el que vivimos. Acudo a diversos medios de comunicación par entrevistas, escribo artículos, doy conferencias, cursos y talleres sobre medios de comunicación y vida religiosa, música y pastoral o iglesia y redes sociales.