Canciones DESEOS

Descargar todas las letras y acordes del disco: Disco DESEOS_acordes

  1. DESEOS
  2. VUESTRA SOY
  3. REMA MAR ADENTRO
  4. NO ME CANSO DE TI
  5. EL AMOR
  6. SOBREDOSIS DE TERNURA
  7. TOMAD, SEÑOR
  8. DULCE HUÉSPED
  9. MARÍA PEREGRINA
  10. EMBORRÁCHAME DE TI
  11. DESNUDO
  12. SIN TECHO

DESEOS

“Mi amigo cumplirá mi deseo” (Is. 48, 14b)

Deseos de sanar las heridas de quien sufre.
Deseos de abrazar y de derrochar ternura.
Amar hasta el límite, hasta el extremo.
Caminar codo a codo con todos vosotros.
Bienvenidos seáis, deseos míos,
quedaos conmigo acompañad mi camino,
recordadme que estoy viva,
que no estoy sola, que alguien os puso en mí
Deseos…

Deseos de gritar la verdad y que la escuchen.
Deseos de acabar de una vez con la injusticia.
Vivir sin defensas, con manos abiertas.
Salir de mi mundo y entrar en el tuyo.
Deseos de romper las cadenas de la muerte.
Deseos de reconciliación, de paz auténtica.
Mirar cara a cara las dificultades.
Buscar lo que más nos acerque a la meta.
Deseos de amar y ser amada enteramente.
Deseos de compartir la vida, de entregarme.
Creer en la fuerza que llevamos dentro;
Beber de la fuente de todo deseo.

Ir a listado

VUESTRA SOY

Y ahora escucha, Jacob, siervo mío; Israel, mi elegido: Así dice el Señor que te hizo, que te formó en el vientre y te auxilia: No temas, siervo mío, Jacob, mi cariño, mi elegido. (Is. 44, 1-2)

Vuestra soy para vos nací
¿Qué mandáis hacer de mí?
Soberana majestad,
eterna Sabiduría
Bondad buena al alma mía,
Dios, Alteza, un Ser, Bondad,
la gran vileza mirad,
que hoy os canta amor así:
¿Qué mandáis hacer de mí?
Vuestra soy, pues me criasteis;
vuestra, pues me redimisteis;
vuestra, pues que me sufristeis;
vuestra, pues que me llamasteis;
vuestra, pues que me esperasteis;
vuestra, pues no me perdí;
¿Qué mandáis hacer de mí?
Veis aquí mi corazón,
yo le pongo en vuestra palma;
mi cuerpo, mi vida y alma;
mis entrañas y afición.
Dulce esposo y redención,
pues por vuestra me ofrecí:
¿Qué mandáis hacer de mí?
Dadme muerte, dadme vida,
dad salud o enfermedad,
honra o deshonra me dad,
dadme guerra o paz crecida,
flaqueza o fuerza cumplida,
que a todo digo que sí,
¿Qué queréis hacer de mí?
Dadme riqueza o pobreza,
dad consuelo o desconsuelo,
dadme alegría o tristeza,
dadme infierno o dadme cielo,
vida dulce, sol sin velo,
pues del todo me rendí,
¿qué mandáis hacer de mí?
Si queréis que esté holgando,
Quiero por amor holgar,
si me mandáis trabajar,
morir quiero trabajando,
decid dónde, cómo y cuándo,
decid, dulce amor, decid,
¿qué mandáis hacer de mí?

Ir a listado

REMA MAR ADENTRO

Subiendo a una de las barcas, la de Simón, le pidió que se apartase un poco de tierra. Se sentó y se puso a enseñar a la multitud desde la barca.Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: Rema mar adentro y echa las redes para pescar.  (Lc 5, 3-4)

!Rema mar adentro! !rema mar adentro! (bis)

Tú que calmas tempestades y caminas sobre las aguas,
Conoces todos los mares, experto en profundidades,
Aquí tienes nuestras redes y nuestra pequeña barca,
Nuestra vida y nuestro corazón ardiente.
Tú, pescador de hombres, llévanos contigo a trabajar.
 
!Rema mar adentro! !rema mar adentro! (bis)
Soltando amarras!, izando velas!,
ensanchando horizontes!, descubriendo rutas nuevas!
 
Nos esperas en la orilla con las brasas encendidas,
Después de bregar de noche: trabajo duro y estéril.
Non nos falte tu palabra y el calor de tu presencia
De la mesa compartida que da Vida.
Tú, pescador de hombres, invítanos una vez más
 
!Rema mar adentro! !rema mar adentro! (bis)
Soltando amarras!, izando velas!,
ensanchando horizontes!, descubriendo rutas nuevas!
Tú que vienes con nosotros y manejas el timón,
Haznos compartir la pesca, aumenta la tripulación.
Eres tú nuestra esperanza y nuestra seguridad,
La ruta segura y el motor de a bordo.
Tu, pescador de hombres, vuélvenos a seducir.

Ir a listado

NO ME CANSO DE TI

“Te digo que sus muchos pecados, le han sido perdonados porque ha demostrado mucho amor. Pero aquel a quien se le perdona poco, demuestra poco amor”. (Lc 7, 47)

No me canso de ti, de estar contigo, junto a ti
No me canso de ti, no me canso de ti.
Siempre guardas algo nuevo, escondido en tu corazón,
No te quedas con nada, todo, todo me lo das,
Y cuando yo me escondo buscando refugio en ti,
Tú me impulsas desde dentro y me lanzas a volar.
Como un imán me atraes y me haces volver a ti,
eres mi mayor tesoro, brillas dentro y fuera de mi.
En medio del silencio puedo escuchar tu voz,
que empapa mis entrañas y arde en mi corazón.
Te miro y sólo veo un océano de bondad,
eres un mar sin fondo que me invitas a surcar,
todo es una aventura cuando estás junto a mi,
en ti encuentro sentido, la fuerza para amar.

Ir a listado

EL AMOR

“El amor es paciente, es amable, no es envidioso ni fanfarrón, no es orgulloso ni destemplado,]no busca su interés, no se irrita, no apunta las ofensas, no se alegra de la injusticia, se alegra de la verdad” (1 Cor.13)

El amor ha de traducirse en hechos,
es mucho más que palabras,
mucho más que sentimientos
obras son amores y no buenas razones,
el amor no falla nunca
El amor busca ser correspondido
es la comunicación del amante y el amado,
es donarse enteramente,
entregarse mutuamente,
el amor no falla nunca.
El amor es el sentido de la vida,
el amor es un derroche de alegría,
el amor es la cruz de cada día,
el amor es darlo todo sin medida. (bis)

El amor es vivir comprometido,
el amor no es egoísta, el amor no es orgulloso,
el amor todo lo cree, el amor todo lo espera,
el amor no falla nunca.

Ir a listado

SOBREDOSIS DE TERNURA

Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia (Rom 5, 20)

Sobredosis de ternura,
sanando las heridas,
Iluminándome la vida,
haciendo más fuertes los lazos,
dando sentido al dolor,
llenándome de alegría,
llenándome de alegría.
Como una madre llena de bondad,
una madre que te cuida,
que te da seguridad
y se entrega sin medida.
Como un esposo lleno de pasión,
un amante de por vida,
que sabe resucitar
lo mejor de ti misma.
Como una hija que llena de luz
cada palmo de tu alma,
de ilusión, el corazón,
de alegría, la vida.

Ir a listado

TOMAD, SEÑOR

“Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero” Jn 21, 17

Tomad, Señor, y recibid
toda mi libertad,
mi memoria, mi entendimiento,
y mi voluntad.
Todo mi haber y mi poseer,
vos me lo disteis, Señor,
a vos, Señor, lo torno,
todo es vuestro.
Tomad, Señor, y recibid…
Disponed de todo
a vuestra voluntad,
dadme vuestro amor y gracia
que ésta me basta.
Tomad, Señor, y recibid…

Ir a listado

DULCE HUÉSPED

Bajó sobre él el Espíritu Santo en forma de paloma y se escuchó una voz del cielo: Tú eres mi Hijo querido, mi predilecto.  (Lc 3, 22)

Ven Espíritu divino,
manda tu luz desde el cielo,
Padre amoroso del pobre,
don en tus dones espléndido,
luz que penetra las almas
fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huésped del alma
descanso de nuestro esfuerza,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.
Entra hasta el fondo del alma,
divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre
si tú le faltas por dentro,
mira el poder del pecado
cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
doma al espíritu indómito
guía al que tuerce el sendero.
Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos,
por tu bondad y tu gracia
dale al esfuerzo su mérito,
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno.

Ir a listado

MARÍA PEREGRINA

Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» (Lc 1,38)

Madre, María, discípula
y amiga del Señor,
peregrina de la fe,
guía mis pasos para andar
por sus caminos.
Solamente te he oído pronunciar
palabras de gozo y humildad,
silencios de vida y de bondad,
ternura de madre.
“Se alegra mi espíritu en Dios.
Porque se ha fijado en la humildad”.
“He aquí la esclava del Señor”
“haced lo que él os diga”.
Madre, María, discípula…
“Hágase, Señor, tu voluntad”
supiste vivir en profundidad.
“Hágase en mí tu voluntad”,
enséñame a pedir.
Todo lo guardabas en el corazón,
todo lo escuchabas, te dejabas hacer,
todo lo expresabas con amor y con sencillez.

Ir a listado

EMBORRÁCHAME DE TI

“Jesús les dice: Llenad de agua las tinajas. Las llenaron hasta el borde. Les dice: Ahora sacad un poco y llevádselo al maestresala.[…] El maestresala probó el agua convertida en vino” (Jn 2, 7-9).

Emborráchame de ti, emborráchame de ti
Cambia el agua de mis venas por el vino de las tuyas.
Emborráchame de ti, emborráchame de ti
Convierte toda mi vida en una fiesta!
Quisiera no calcular cuánto doy y cuánto tengo
Entregarme sin medida, derrocharme a tu manera,
Hacer lo que tú me digas y dejarme transforma
Alegrando a los demás
Emborráchame de ti…
En la fiesta de mi vida quiero estar con tus amigos,
Los mendigos y los pobres, los leprosos y los cojos,
Con los que no tienen voz, los que nadie escucharía…
Si los dejaran hablar

Ir a listado

DESNUDO

“Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré a él. El Señor me lo dio, el Señor me lo quitó: ¡Bendito sea el Nombre del Señor!”(Job 1, 21)

Desnudo salí del vientre de mi madre
y desnudo volveré a él.
El Señor me lo dio, el Señor me lo quitó,
Bendito sea el nombre del Señor (bis)
Bendito sea Dios, nuestro Señor.

Ir a listado

SIN TECHO

Las zorras tienen madrigueras, las aves del cielo nidos, pero este Hombre no tiene dónde recostar la cabeza. (Mt 8, 20)

Imagínate perdido, sin amigos,
sin un buzón al que mirar.
Imagínate en la noche oscura,
imagina la soledad.
Imagínate que nadie ve tus huellas,
que nadie conoce tu risa
que nunca te han visto soñar,
que nunca te han visto soñar.
Vivir sin techo en el mundo es mucho más que aguantar.
Es aferrarse al asfalto, retirarse, y callar.
Es no encontrar un espejo que refleje tu dignidad.
Para llegar al techo del mundo no es necesario volar.
Hay que entender que los últimos no podrán avanzar
con el frío en las espaldas y el mapa del olvido pegado a su andar.
Imagínate que nadie te convoca
que no tienes voto, ni voz.
Imagina que no cuentas nada,
imagina la soledad.
Imagina que nunca hay abrazos,
que se apaga el futuro
y que tu nombre no está.
Vivir sin techo en el mundo…
Imagínate
Vivir sin techo….
Imagina la soledad…

Ir a listado